El frío de Canadá congela nuestras esperanzas de un cálido Qatar

 

Fotografía: CONCACAF

Bajo una temperatura de 1 grado Celsius, en el Commonwealth Stadium en la ciudad de Edmonton, Costa Rica volvió a sufrir una derrota más, esta vez ante su similar de Canadá, en un partido en el que hay que admitirlo, por momentos nos ilusionaba, sin embargo un error puntual de Moreira nos deja alejadísimos del Mundial.

Los primeros minutos se vivieron bajo una presión intensa de Canadá, con una recuperación más que veloz, con el balón dominado y con combinaciones de los locales que exigían en cada movimiento a los nacionales.

Tan solo a los 15 minutos La Sele sufría ya el primer susto, cuando después de un tiro de esquina, el nacional Francisco Calvo, buscaba despejar el balón, sin embargo, no calculó bien y terminó estrellando el balón en el travesaño en el horizontal ante la mirada de Moreira.

Poco a poco Costa Rica parecía encontrar la fórmula para lograr hacer sentir incómoda a la Selección Canadiense, tanto así que los norteamericanos empezaban a saltarse líneas, regalar balones a los nacionales y por lapsos, las figuras de Ortiz y Bennette preocupaban a la zona baja de sus contrarios.

Conforme pasaban los minutos en Costa Rica continuaba creciendo una figura; ese jovencito de apenas 17 años y 4 meses, ese jovencito que se convertía en el jugador más joven en la historia en La Sele en debutar en eliminatoria, acaparaba las miradas y junto a él, las posibilidades de los nuestros de lograr sacar algo en esa fría cancha aumentaban; al menos ese 0-0 con el que el partido se iba al descanso, hacía pensar dicha situación.

El inicio del Segundo Tiempo parecía una réplica del primero, casi calcada, tanto así, que nuevamente el horizontal nos salvaba, luego de Buchanan sacaba un extraordinario remate de chilena en el área y Moreira nuevamente lograba "salvar el marco con la mirada". 

Pese a las buenas sensaciones que dejó la primera parte, todo eso se derrumbó y se vino abajo, cuando a los 57 minutos, Leo Moreira no lograba dejarse por completo el balón, soltaba el esférico tras un centro y le dejaba servido en bandeja de plata el gol a Jonathan David.

Pese a la urgencia de buscar el marcador e intentar no comprometer aún más una posible clasificación, Costa Rica no logró encontrar espacios, armar conexiones, ni amenazar el marco defendido por Milan Borjan, mientras que Canadá parecía estar más cerca de conseguir el segundo y hundirnos aún más.

En los últimos minutos de acción La Sele buscó un juego más directo, busco a como pudo el marco rival, sin embargo, como ha sido la costumbre durante esta eliminatoria, el gol se le ha negado, desaparecido y esfumado.

De esta manera quedamos en una situación crítica, de cuidados intensivos, con el sueño mundialista más apagado que nunca y en donde casi, casi que solo un milagro podrá permitirnos observar a La Sele en Qatar 2022.

No hay comentarios.

Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.