México nos golpea en casa y Qatar se ve cada vez más lejano

Fotografía: Selección Mexicana de Fútbol

Al ser las 5:05 pm el balón rodó en la "Joya de la Sabana" y  por primera vez en 539 días, la afición costarricense volvió a los estadios, volvimos a escuchar ese cantico de los ticos, lo que motivó a la Sele, por que muy rápido a los 2 minutos, Ronald Matarrita robó el balón en salida mexicana y logró sacar un remate que pasó desviado, pero que motivó aún más a la afición. 

Más adelante, precisamente a los 17 minutos, Ricardo Blanco fue mas rápido que todos, efectuó un rápido saque de banda, dejándole un pase a Randall Leal, quien logró un centro rastrero, encontrando al capitán Bryan Ruiz, quien alzó la mirada, sacó un remate que obligó a Guillermo Ochoa estirarse a más no poder, para así desviar el disparo y enviarlo al tiro de esquina.

Tan solo unos minutos más tarde, exactamente a los 20, Keylor Antonio Navas Gamboa, demostró por que es de los mejores guardametas del mundo; tras un horror en salida, Óscar Duarte no logró concretar un pase, dejándole en bandeja de plata una oportunidad a Rogelio Funes Mori, quien intentó colocar el remate, pero el arquero del PSG de manera heroica logró taparle el remate y de esta manera, aguantar el 0-0 en el marcador.

Cuando parecía que nos íbamos al descanso con la paridad, el cuadro mexicano se encontró una jugada que era un baldazo de agua fría para todos. A los 44 minutos, tras una falta de Bryan Oviedo, el central observó a Andrés Guardado caer dentro del área y decidió pitar penal. Orbelin Pineda fue el encargado de ejecutar la pena máxima, engañando a Navas y dándole la ventaja a los mexicanos previo al descanso.

Ya en el segundo tiempo, durante los primeros 15 minutos, ambas selecciones realizaron un trabajo táctico fuerte tanto en ofensiva como en defensiva, el partido vio como los 2 equipos buscaban presionar la salida del contrario, hacerse del balón buscando largas posesiones y con mucho movimiento pero sin acciones peligrosas en los marcos defendidos por Navas y Ochoa.

Con el pasar de los minutos, México supo jugar con la ventaja en el marcador, presionó la salida de la Sele, no dejando espacios abiertos, con un orden defensivo implacable y convirtiendo a Ochoa en un espectador de lujo.

Pese a ser dueños de la posesión de la pelota durante gran parte del segundo tiempo, Costa Rica no supo encontrar los espacios necesarios, no logró generar ocasiones de peligro y el camino hacia Qatar se complicaba cada vez más y más.

En el cierre del juego, la Sele tuvo su opción más clara, cuando de manera dramática, un disparo de Keysher Fuller se reventó en el horizontal de Ochoa, quien no hizo más que mirar como el ángulo lo salvaba de manera agónica. 

De esta manera México inicia la eliminatoria con dos victorias y siendo líder de la octagonal, mientras que Costa Rica suma apenas 1 punto de 6 posibles y de momento, Qatar esta más lejos que nunca.


No hay comentarios.

Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.